Vegetación y flora

Inprimatu
Share

El paisaje vegetal, dominado por amplios bosques de frondosas, está enmarcado dentro de la zona subcantábrica, en un espacio de transición entre el área atlántica y mediterránea. Así, amplias superficies de hayedo se extienden por la altiplanicie en cotas medias y altas, alternándose con brezales y pastizales montanos. acompañado por pastos mesófilos, matorrales y enebrales, originados por el uso forestal y ganadero que secularmente se ha desarrollado en la zona.

Este paisaje heterogéneo, junto con el buen estado de conservación y naturalidad de algunas manchas de bosque, ha permitido albergar una rica comunidad faunística en donde destaca la comunidad de aves rapaces forestales, constituyendo, posiblemente, la más abundante y diversa de la CAPV. Asimismo, a pesar de carecer de ríos de entidad, en la zona podemos encontrar una gran cantidad de pequeños humedales y trampales, que junto con la localización estratégica de este lugar, han permitido el desarrollo de una rica comunidad herpetológica, en donde conviven especies de origen mediterráneo y eurosiberiano.

Este lugar acoge, asimismo, una flora de gran interés destacando las comunidades de los roquedos con la presencia de especies raras como Armeria pubinervis, Erodium glandulosum o Arenaria vitoriana, las de las zonas higrófilas, en donde destaca la presencia de Triglochin palustris o Ranunculus auricomus y, las de los hayedos, en donde podemos encontrar las escasas Arnica montana o Dryopteris carthusiana.
Incluidas en la Red Natura 2000 , en virtud de la riqueza de especies y hábitats que albergan estas sierras en 2004 fue designado como Lugar de Interés Comunitario (LIC Entzia ES/2110022)

EL BOSQUE

Debido a su localización en la zona de transición templado-mediterránea la sierra de Entzia presenta una gran variedad de hábitats forestales autóctonos. El mantenimiento de este diverso espectro de masas boscosas resulta imprescindible para la conservación de la diversidad forestal presente, debido a que, aparte del gradiente microclimático, existen especies con claras preferencias o especialistas en determinadas formaciones boscosas y especies vegetales.
Predominan las series de vegetación eurosiberianas, como el haya aunque también estén especies mediterráneas.

  • Hayedo acidófilo (CódUE 9120). Este tipo de hayedo se encuentra distribuido en pequeñas zonas situadas en zonas de suelos pobres y ácidificados por el lavado producido por las frecuentes precipitaciones, como los ubicados en el alto de Opakua, alto de los Tilos, este del nacimiento del río Legaire. La escasa luminosidad de los hayedos unido a la oligotrofía de los suelos hacen que tanto el estrato arbustivo como el herbáceo sean escasos. Destaca la presencia de plantas acidófilas como Vaccinium myrtillus, Erica cinerea, Teucrium scorodonia, Calluna vulgaris o Pteridium aquilinum.

    En algunas zonas, como en el hayedo del alto de Opakua, se observan ejemplares de gran porte con algún que otro árbol trasmocho, lo que aporta microhabitats para determinadas especies faunísticas de interés.

  • Hayedos calcícolas medioeuropeos y/o eútrofos (CódUE 9150). A diferencia del anterior, estos hayedos se desarrollan sobre suelos ricos en bases, originados a partir de sustratos calizos. La eutrofía del suelo hace posible la presencia de especies basófilas, junto con otras de carácter acidófilo que ocupan aquellas zonas del hayedo en las que se ha producido una lixiviación de bases. En consecuencia, la diversidad florística es mayor que en el caso del hayedo acidófilo y los estratos arbustivo y herbáceo se encuentran mejor representados.

    Su estructura es más abierta que la de los otros hayedos, estando formado el estrato forestal por numerosas especies acompañantes como Acer opalus, Acer campestre, Sorbus aria, Quercus robur, Quercus faginea e Ilex aquifolium principalmente, estando dominado el estrato arbustivo por Buxus sempervirens. Otras de las especies típicas observadas son, entre otras, Hepatica nobilis, Rubia peregrina, Helleborus viridis y Viola riviniana. En los claros y orlas de bosque se observan Genista scorpius, Genista officinalis, Rubus sp, Juniperus communis .

  • Bosque mixto calcícola. Se da en lugares de relieve accidentado, como torcas, resaltes rocosos y grandes grietas. En estos enclaves aparecen un gran número de árboles y arbustos. En las rocas viven plantas como Ligusticum lucidum y Melisa magnolii, entre otras. Las grietas, con hojarasca y suelo fresco, son ocupadas por plantas de bosques eutrofos.

  • Bosque mixto silicícola. Se da de modo natural en los claros de hayedos acidófilos y en los bordes de simas y resaltes de conglomerados con matriz arenosa. Prestan vistosidad al conjunto los abedules

PASTIZALES Y MATORRALES

En general, se aprecia una evolución al bosque con una matorralización de los prados y pastos y desarrollo del estrato arbustivo de los matorrales. En algunas zonas de la Parzonería de Entzia, como en la Majada Mezkia se puede observar este fenómeno donde el enebro va incrementado su cobertura sobre el pasto herbáceo. En los pastos montanos densos (6210 y 6230*) es donde el aprovechamiento de los recursos pastables es mayor y disminuye progresivamente en los pastos petranos y paramero, así como en los enebrales-brezales especialmente cuando estos alcanzan una mayor densidad. Con el fin de aumentar la superficie de pasto herbáceo se observan pequeñas quemas de enebro en las zonas de Ubiri y Pilon Txikito, Iturrizelaia

  • Brezales secos europeos (CódUE 4030) Este tipo de brezal se distribuye principalmente por el alto de Opakua y en las campas de Iturrieta. Las especies principales que se observan formando las almohadillas características de estos brezales son Erica cinerea, Erica vagans, Daboecia cantabrica, Genista hispanica, Genista anglica, Calluna vulgaris y Vaccinium myrtillus. La estructura de este hábitat es muy diversa y está directamente relacionada con el uso ganadero. Así, la cobertura de estos matorrales es muy variable, encontrándose en algunas zonas de forma dispersa y en otras llegando a cubrir el 70-80%, aunque estos porcentajes de cobertura descienden en zonas donde los matorrales altos como Juniperus communis o Crataegus monogyna adquieren más fuerza, como en el caso del brezal de Tasugos y Opakua.

    El sobrepastoreo favorece el desarrollo de especies nitrófilas en la fracción herbácea como Poa annua, indicadora de una cierta degradación ecológica, y de algunos cardos como Cirsium eriophorum gr. La ausencia de pastoreo favorece a las especies de menor calidad forrajera como el lastón (Brachypodium rupestre), especie que aumenta su abundancia cuando no hay ganado.

  • Brezales oromediterráneos endémicos con aliaga (CodUE 4090): Las almohadillas de brezo están formadas por las mismas especies que en el hábitat anteriormente descrito y también aparece Prunus spinosa. La estructura del brezal es distinta según el nivel de humedad presente en el suelo. Así, en brezales con el nivel freático alto, como los existentes en el Alto de Opakua el porcentaje del brezo es mayor que en otras zonas donde los afloramientos rocosos limitan la humedad edáfica.

  • Prados alpinos y subalpinos calcáreos (CódUE 6170): Este hábitat se encuentra disperso concentrándose más densamente en el norte y en la cara sur de Montes de Iturrieta En general crestas y zonas erosionadas de la solana del cordal entre Santa Elena y Arrigorrista.

    Se distinguen dos subtipos, los pastos petranos y las losas con pasto paramero. Los primeros ocupan lugares de microrelieve más accidentado, con alternancia de pedruscos y zonas de césped duro mientras que los pastos parameros se localizan sobre losas planas, de suelo muy reducido
      • Los pastos petranos constituyen el tipo de pasto de montaña más frecuente al Sur de divisoria cántabro-mediterránea, apareciendo en la mayor parte de las sierras calcáreas en las que aflora el sustrato rocoso. El clima de veranos secos y los sustratos calizos con suelo pedregosos en muchas ocasiones con numerosas piedras y pequeñas lajas que salen a la superficie, restando cobertura al pasto y sin apenas retención hídrica, dan ventaja al pasto petrano sobre las praderas montanas. Presentan una composición florística muy rica de especies adaptadas a estas condiciones como Alyssum montanum, Arenaria grandiflora, Carduncellus mitissimus, Carex brevicollis, Carex humilis, Coronilla minima, Dactylis glomerata subsp. hispanica (en el nivel basal), Eryngium bourgatii, Festuca hystrix, Festuca indigesta, Gentiana occidentalis, Gentiana verna, Helianthemum apenninum, Helianthemum oelandicum subsp. incanum, Juniperus communis subsp. alpina, Jurinea humilis, Koeleria vallesiana, Merendera montana, Narcissus minor subsp. minor, Ononis striata, Potentilla neumanniana, Scilla autumnalis, Senecio lagascanus, Serratula nudicaulis, Seseli montanum, Teucrium polium, Teucrium pyrenaicum o Thymus praecox subsp. polytrichus. Los encontramos en los Montes de Iturrieta, desde el puerto de Gereñu hasta el monte Santa Elena, estando muy extendidos en todo el cordal norteño que da vista a la Llanada, en Legaire, Las Latxas y en el alto de Mojón, Los Molinos, , Urkibi formando mosaico con las losas con pasto paramero. En la ladera sur de Legaire, en la Parzonería de Entzia, este hábitat presenta problemas de erosión por el intenso pastoreo que se produce tanto de ganado ovino como de vacuno y equino.
      • El otro subtipo presente, losas con pasto paramero, se desarrollan de manera óptima en las zonas donde se superponen escalonadamente las losas calizas planas. El agua de deshielo escurre por cada escalón ocasionando una erosión continua, a la que hay que añadir el efecto abrasivo del viento de verano lo cual tiene como consecuencia unas losas casi desnudas, por lo que son pocas las especies adaptadas a soportar estas condiciones, y entre las más representativas podemos encontrar Allium schoenoprasum, Arenaria obtusiflora ssp. ciliaris, Arenaria vitoriana, Deschampsia media subsp. hispanica, Festuca hystrix, Helianthemum oelandicum subsp. incanum, Plantago discolor, Poa ligulata, Sedum acre, Sedum album. En los Montes de Iturrieta existen amplias zonas con losas de pasto paramero, También son relativamente extensas y numerosas las losas descarnadas situadas sobre la granja de Iturrieta, en donde destaca la presencia de Arenaria vitoriana y Carlina acaulis ssp. caulescens, catalogadas como Raras en la CAPV.

  • Prados secos seminaturales y facies de matorral sobre sustratos calcáreos (Festuco-Brometalia) (CódUE 6210): Estos pastos vivaces, de alto valor forrajero, que se desarrollan en suelos profundos con cierta sequedad edáfica, constituyendo etapas de sustitución de bosques sobre terrenos calizos.

  • Zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero-Brachypodietea (CódUE 6220*): Se trata de pastos secos compuestos por gramíneas anuales y vivaces, desarrollados por lo general, sobre suelos secos, delgados y pedregosos, desarrollados sobre sustratos ricos en bases. La especie dominante es la gramínea Brachypodium retusum, aunque también aparecen tomillo (Thymus vulgaris) y aulaga (Genista scorpius). Es un hábitat característico de la región mediterránea, ya que requiere una atmósfera bastante seca y luminosa, por lo que es prácticamente inexistente en la vertiente cantábrica. De las más de 6.000 hectáreas cartografiadas en la CAPV, únicamente el 8% está incluido en Red Natura 2000.

    En la ZEC de Entzia, estos pastos se localizan en el extremo sur, en las proximidades de Rideba,y pertenecen al subtipo de los lastonares con tomillo y aulaga, apareciend mezclados con pastos mesófilos de Brachypodium pinnatum. Se distinguen tres manchas según el porcentaje de las coberturas que ocupan el hábitat principal de Brachypodium retusum y el secundario de Brachypodium pinnatum. En una mancha la cobertura de pastos xerófilos de Brachypodium retusum se acerca al 100%, en la segunda al 50% y, en la tercera al 15-20%. En las zonas de mosaico donde la presencia de Brachypodium pinnatum es mayor podría interpretarse el hábitat como un pasto seco (Cód UE 6210).

    Este hábitat, así mismo, se presenta en un intricado mosaico con Thymus vulgaris, Lavandula latifolia, Juniperus oxycedrus, Juniperus communis y Genista scorpius bastante desarrollado. Otras especies típicas acompañantes serían entre otras Brachypodium retusum, Dactylis glomerata subsp. hispanica, Euphorbia serrata, Koeleria vallesiana o Dorycnium pentaphyllum. Al noreste el prado convive con Quercus ilex ssp. rotundifolia y Quercus faginea. El hábitat presenta síntomas de degradación por la rápida colonización del enebro.

  • Formaciones herbosas con Nardus, con numerosas especies, sobre sustratos silíceos de zonas montañosas (CódUE 6230*): Las praderas montanas presentan una fisonomía característica que forman céspedes de hierba fina . Se localizan en los dos tercios norte de la ZEC. Una gran parte de estos pastos están en la Parzonería de Entzia localizándose, principalmente, en Legaire y Uraska pero también en los rasos de Igorita txipi, Igorita, Urkibi, Itaida, Majada Mezkia, Iturritxos y Zezama.

    Las principales especies que constituyen estos pastos son Festuca rubra gr., Agrostis capillaris, Hieracium pilosella, Trifolium repens, Bellis perennis, Poa supina, Seseli montanum, Festuca ovina, Merendera montana, Potentilla montana, Plantago media, Luzula campestris, Brachypodium rupestre, Carex caryophyllea, Leontodon hispidus, Potentilla tabernaemontani, Achillea millefolium, Cerastium fontanum, Helianthemum sp., Ranunculus bulbosus, Bromus erectus, Plantago lanceolata y Trifolium pratense. En algunas zonas de estos pastos, como en Iturritxos, hay helecho común (Pteridium aquilinum). En otras zonas, Igorita, Itaida y Zezama, aparecen algunos espinos (Crataegus monogyna) dispersos.

HABITATS ACUATICOS

Los humedales y cursos que encontramos en la Sierra de Entzia son de reducida extensión, sin embargo, al interrumpir la continuidad de los hábitats circundantes, añaden heterogeneidad y diversidad de ambientes, lo que redunda en un incremento del número de especies presentes.
En Entzia se diferencian dos tipos de trampales, basófilos y acidófilos, según el sustrato donde se encuentran.

  • Mires de transición (CódUE 7140): Cerca del Puerto de Opakua se encuentra un trampal donde se observa la presencia de esfagnos Sphagnum sp. y de musgo Aulacomnium palustre, con Calluna vulgaris, Erica cinerea y Daboecia cantabrica, Potentilla erecta, etc., formando promontorios.

  • Turberas bajas alcalinas (CódUE 7230): Los trampales basófilos se caracterizan por la presencia de Calliergonella cuspidata, Bryum pseudotriquetum y Philonotis calcarea en el tapiz muscinal y Carex lepidocarpa, Veronica beccabunga, Molinia caerulea y Anagallis tenella como herbáceas. Se localizan en los términos de Iturritxos, Iturbatz , Uraska y en las proximidades de la granja de Iturrieta.

  • Estanques temporales con vegetación anfibia (CódUE 3170*): Se localiza en el término de Legaires. Las comunidades vegetales que ocupan este tipo de formaciones son Baldellia ranunculoides, Lythrum hyssopifolia, Briza minor o Agrostis pourretii, acompañadas por especies de juncos como Juncus bufonis o Juncus compressus. A medida que la temporada estival avanza y coincidiendo con los máximos de sequía, la comunidad se caracteriza por la presencia de Cyperus flavescens, Cyperus fuscus, Cicendia filiformis, Blackstnia perfoliata y Centaurium pulcheum, entre otras.

COMUNIDADES DE ROQUEDO

  • Pendientes rocosas calcícolas con vegetación casmofítica (códUE 8210): Estas comunidades se distribuyen por las cresterías y dependiendo de la orientación y de la altitud muestra variaciones florísticas notables, aunque una parte importante de la heterogeneidad que presentan estas comunidades es debido al aislamiento que supone la discontinuidad de estos ambientes. Se trata, por tanto, de comunidades no muy ricas en especies, pero de un alto valor ecológico. 

    Entre las especies más representativas podemos citar Anemone pavoniana, Arabis alpina, Arenaria grandiflora, Asplenium ruta-muraria, Asplenium trichomanes, Campanula hospanica, Carex sempervirens, Draba dedeana, Erinus alpinus, Globularia nudicaulis, Jasione crispa subsp. varduliensis, Sedum dasphyllum o Sesleria albicas. Así mismo, en donde el sustrato de los roquedos lo permite podemos encontrar ejemplares aislados de Taxus baccata, y otros árboles caducifolios como Corylus avellana, Sorbus aria o Fraxinus excelsior.

    Así mismo, la presencia de plantas amenazadas es significativa como Paris quadrifolia, Arenaria vitoriana, Saxifraga losae, Aconitum anthora, Genista eliassennenii, Narcissus minor subsp. minor, Narcissus pseudonarcissus, Armeria pubinervis ssp. orissonensis o Erodium glandulosum. Del mismo modo la comunidad de aves rupícolas es notable, destacando la presencia de Aquila chrysaetos, Neophron percnocterus, Gyps fulvus, Falco peregrinus o Bubo bubo entre otras especies amenazadas.

Kexak eta iradokizunak

Kexak eta iradokizunak udalari

Gehiago irakurri...

 

Lan eskaintzak

Udalaren lan eskaintzak

Gehiago irakurri...

 

 

Kontratatzailearen profila

Kontratazio mahaia eta lizitazioak

Gehiago irakurri...